domingo, julio 30, 2006

Los falsos pobres



Esta tarde, charlando con mi amigo “El Censor”, cofundador de este remanso de libertad que es nuestro querido blog, he encontrado un tema para el debate. Nuestra conversación ha comenzado tratando el tema de las multinacionales que, previsiblemente abandonarán nuestro país para buscar mayor rentabilidad en otros lugares. Hemos hablado de lo fácil que está el despido, de lo caros que están los pisos y, en fin, de lo complicado que parece hoy en día lanzarse a formar una familia (del tipo que sea, incluidas las familias de más de dos padres-madres).

En estas divagaciones andábamos cuando yo he decidido plantear algunas preguntas:
-¿En nuestra familia entraban dos sueldos a casa? (en la de ambos contertulios sólo había un sueldo).
-Cuando se casaron nuestros padres ¿tenía una vivienda cada uno? (nuevamente coincidimos en el no).

También puedo afirmar que en mi familia nunca hubo coche (ni siquiera uno), ni veraneos anuales a sitios diferentes para no repetir (¡qué aburrimiento lo de ir siempre al mismo sitio), ni salidas a McDonald’s cada vez que hiciera calor en casa, ni, hablando de calores, aire acondicionado (y puedo asegurar que en los años setenta hacía tanto calor como ahora).

Me parece maravilloso que la gente quiera tener su piso propio (una persona-un piso), pero lo que me parece absurdo es que queramos tener piso, coche, viaje anual al sitio más lejano que exista, copitas semanales (cuando no diarias), cuatro o cinco cenas caras al mes (cenar por diez euros es una cutrez), la nevera llena de productos dietéticos de gran calidad (los productos Alipende o Hacendado están vetados), aire acondicionado en toda la casa (es que antes no hacía tanto calor, pero como está cambiando el clima…) y, por supuesto, un coche en el garaje y otro en la calle (a renovar cada cinco años como poco).

Reconozco que hay gente que lo pasa verdaderamente mal, que no llega ni a mitad de mes, pero me da la impresión de que hay una gran masa de llorones que no sabe hacer otra cosa que cacarear su pobreza desde el asiendo de su Audi A6 de última generación o mientras beben una copita de whisky con Cocacola que les ha costado diez euros.

Una pareja con ingresos de mil euros mensuales (sueldo muy cutre según los “analistas”), cada uno, suma unos ingresos de, 332.000 pesetas ¿De verdad no se puede vivir con eso (incluso con la barbaridad de precios que tienen los pisos)?

Por respeto a quienes de verdad no tienen lo necesario para vivir, ruego a los que se quejan de vicio que revisen un poco sus ingresos y sus gastos para que, si de verdad necesitan todo aquello en lo que se les va el dinero, enarbolen la bandera de la pobreza pero, si el grueso de sus ingresos se va en cosas prescindibles o absurdas, que arríen la bandera de la pobreza e icen la de la simpleza.

¡Hay que ver lo que nos gusta hacernos las víctimas a algunos!

Posted by Picasa

13 Comentaios:

Anonymous Anónimo dijo...

Absolutamente de acuerdo, la gente se queja de vicio, la sociedad actual fomenta a una nueva clase social, los nuevos ricos pobres.

Viva el capitalismo

Laurent.

P.D.: Deduzco que no has leido lo que te mandé, si lo hubieses leido, hubieses sido más lapidario.

08:44  
Blogger Meteorismo galáctico dijo...

Estimado Laurent:

Te insto a enviarme de nuevo eso que ya me enviaste y, al parecer, no he leído.

Recibo tantos correos de phising, viagra, ppt's o vídeos que, al final acabo borrando todo lo que me llega sin leerlo (incluidas las misivas provenientes de tu persona).

Te insto a volver a enviarme tan interesante información para poder saber a qué te refieres en tu comentario.

P.D.- Acabo de ver un mensaje en el que me informabas de la compra de Zoluziona por parte de Indra ¿Es eso a lo que te refieres?

08:52  
Blogger Antares dijo...

¡Cuánta "verdaz" hay en tus necias palabras!, con los productos "Hacendado" se puede subsistir perfectamente, recomiendo los mejillones en escabeche y la caballa..

11:07  
Anonymous Anónimo dijo...

"Cuando no quede un solo bosque cuando haya muerto el último río, el último fruto, nos daremos cuenta de que, muy sencillamente, el dinero no se puede comer…”

Proverbio.

La escala de valores ha cambiado completamente y a todos nos resulta muy dificil resistirnos a no "ampliar nuestras 'nesecidades' básicas" (y no me estoy refieriendo a las visitas diarias al excusado), un piso más grande en urbanización exclusiva con piscina y portero, un chalet, un coche más mejor, dos coches, la moto, la casa en el campo, las vacaciones de invierno en la estación de sky, las vacaciones de verano en la playa en hotel de superlujo y todo eso son cosas que "necesito", porque sino para que estoy trabajando todo el año.
Si hiciesemos una lista, a todos nos saldrian los colores


Roy Batti

12:41  
Anonymous Jajaja dijo...

¡¡¡Meteorismo, TÚ LO QUE ERES ES UN ROJO!!!

Como te atreves, siquiera por un momento, a criticar nuestra sacrosanta civilización del consumo.

He de advertirte para que vuelvas al camino recto antes de que los B-52 empiecen a bombardear Valdebernardo.

13:03  
Blogger Antares dijo...

Creo que se debería fomentar el placer de la deposición, una "aztividaz" barata, ecológica y gratificante con la que podemos producir auténticas obras de arte.Sin ir más lejos, últimamente produzco unos pinos "nocillosos" que son una maravilla estética y olorosa.Igual que "esistía" el "pop-art", creemos el "poo-art"..

14:37  
Blogger Meteorismo galáctico dijo...

Jajajá:

Me encanta la sociedad de consumo. Disfruto enormemente viendo a la gente pasear por los grandes centros comerciales con los carros abarrotados de cosas inútiles. Yo mismo también compro cosas de dudosa utilidad (el otro día me compré un peine).

Lo que no me parece adecuado es andar quejándose de lo caro que es todo y lamentándonos de lo pobres que somos cuando lucimos una barriga cervecera de veinte litros o cuando no dejamos de echar humo gracias a unos cilindros de papel y tabaco que cuestan un riñón.

Sin duda, mi admirado Mr.Danger estaría de acuerdo con mis tesis si tuviese la oportunidad de conocerlas. Le diré a Chavez que se las comunique.

Respecto a la propuesta cultural de Antares, apoyo sin reservas esa nueva rama artística que es el poo-art. Marcará un hito en el mundo de la cultura. Sin más herramientas que un lienzo construido con "slips" usados y un poco de ligereza intestinal, se pueden conseguir obras dignas de la máxima admiración.

15:28  
Anonymous ZPTNS dijo...

Pater siempre has sido bastante práctico con las cosas de la casa.

Recuerdo en tu estancia en Puerto Rico como nos enseñaste a todos a limpiarnos el trasero con un cuadradito de papel de WC ( lo equivalente a cortar el papel entre lineas de puntos consecutivas), dejando el culete perfectamente niquelado y sin ensuciar un apice las uñas de los fingles brodel. Y me parecio hasta bién

Pero lo inaceptable fue que comprases esas horribles botellas de Pepsi 2 litros porque costaban 25 centimos de dollar más barato que la cocacola. Y siempre defendias que con los ojos cerrados no se distinguia una de la otra.

Yo lo que creo es que al final te limpiabas el culo con la lengua con tal de no gastar papel.

Todavia recuerdo el día que te vi rellenando la botella de pepsi con agua. Nunca dije nada a nadie y pienso seguir callando pero que sepas que te vi.

Echo de menos al Rumano y a MAS. Escriben con un pseudonimo distinto ahora o es que estan en permanentes vacaciones?

20:23  
Anonymous Anónimo dijo...

Lamento comunicar a los tertulianos que el poo-art ya está inventado, lo que no se es si utilizan como lienzo unos calzoncillos.

La sociedad actual mide el exito por la acumulación de posesiones que tiene el individuo, cuantas más cosas tengas, y más inutiles sean, más alta será tu categoria en la escala social.

Laurent

10:46  
Anonymous Jajaja dijo...

Corretea por ahí incluso un tipejo que introdujo su poo-art en latas y la vendía etiquetada como "Mierda de artista".

10:59  
Anonymous Profeta dijo...

Laurent, me ha gustado cómo has definido a la sociedad actual, totalmente de acuerdo.

Yo apuntaría además que tenemos pánico a la inseguridad, y yo empiezo a creer que una vida que esté todo asegurado (dinero, salud, amor) se convierte en algo horrible, pierde la magia de la incertidumbre. Este es mi drama, me debato entre la tentación de la seguridad y la intuición de que la vida pierde todo el sentido con ella.

Cuando hablo con mis padres y me preguntan por el trabajo se ponen contentos cuando les dijo que bien, cuanto más seguro sea mi trabajo más contentos se ponen, cuanto más dinero tenga para gastar más contentos se ponen, supongo que esto os ha pasado a todos.

Pienso que las personas que no tienen la comida asegurada, ni un techo asegurado, ni la ropa asegurada viven de verdad la vida “a tope” (lo demás son mariconadas de personas que piensan que vivir la vida a tope es estar de juerga todo el día), la saborean de verdad, cada día es un día nuevo. Mi vida comparada con las suyas es descafeinada, cuando tengo sed abro la nevera y tengo agua-cocacola-horchata... fresquita; idem con el hambre o sueño o frío.

Vivir se puede convertir en una condena si se le quita su sentido. Parece que el único sentido que se le ha dado a vivir consiste en consumir, vivimos para consumir, y la verdad a mi no me basta esto para vivir, J.P. Sartre lo expresó muy bien con “La vida es un esfuerzo inútil”.

Me gustaría ser un espíritu libre sin las ataduras de los estereotipos que marca la sociedad, más preocupada por el vestido que por el cuerpo, sobre todo cuando el cuerpo necesita tan poco (un poco de agua y un poco de alimento).

Empleamos esfuerzos inhumanos en mantener el estatus que la sociedad nos manda, tener una posición social (ser albañil no viste), y un poder adquisitivo adecuado para consumir cosas inútiles.

Una vez más el evangelio sale en mi ayuda, poniendo las cosas en su sitio.

"Por eso os digo: No andéis preocupados por vuestra vida, qué comeréis, ni por vuestro cuerpo, con qué os vestiréis. ¿No vale más la vida que el alimento, y el cuerpo más que el vestido?”. Mt 6,25

16:05  
Anonymous Jajaja dijo...

"Pos na", Profeta, reparte tus bienes terrenales entre los pobres y dedicate a vivir la vida. Yo, por mi parte, estoy tan contento viviendo como un burgués, con casa, coche y sin "vivir la vida a tope" (ya sea la versión pastillera o la versión rebuscar en la basura pa' poder comer).

En cuanto a lo del quejarse, nchs... Parafraseando a Les Luthiers: "Intentais extender la necedad, pero la necedad es más rápida". Parece mentira, Meteorismo, que no te des cuenta que a la gente le encanta quejarse, si no es por lo que gana, es por el tiempo que hace y si no porque hay una conspiración mundial para que su equipo de furgol baje a Segunda.

09:13  
Anonymous Anónimo dijo...

¿sobrevivir es vivir?, ¿más es mejor o suficiente es mejor?

Roy Batti

09:30  

Publicar un comentario

<< Home