domingo, febrero 05, 2006

Civilización islamista, islámica o como quieran llamarla



De blasfemia a crimen

Por su interés, reproduzco el siguiente artículo.

EL PAÍS - Opinión - 05-02-2006

La polémica por la publicación en un diario danés, en septiembre pasado, y su reproducción reciente en varios periódicos europeos de unas caricaturas denigratorias de Mahoma, mensajero de Alá para los musulmanes y fundador de la religión islámica para los no creyentes, es ya mucho más que una disputa entre sensibilidades, mundos culturales y religiosos, o aspiraciones antropológicas y de civilización diferentes. Sitúa en un mismo plano una acción y una reacción de naturalezas radicalmente opuestas.
Los términos de la querella son, de un lado, la publicación de unas viñetas innecesariamente provocadoras, y de otro la intimidación, cuando no el ataque directo -ayer fue incendiada la embajada danesa en Damasco- que llevan a cabo las turbas en diferentes países islámicos contra representaciones nórdicas, y por extensión europeas, y que amenaza con extenderse al terreno comercial. Una cosa es un agravio real o supuesto a un determinado credo religioso y otra muy distinta la respuesta violenta a ese presunto menosprecio. Los musulmanes que estos días protestan violentamente en países europeos por unas viñetas deberían asumir que en los sistemas democráticos las ofensas se dirimen ante los tribunales de justicia. ¿Acaso no ofende más a su religión quien invoca a Alá y a su profeta para estrellar aviones contra edificios o poner bombas en los trenes? El camino que se está iniciando repite el que condujo a la fatua contra Salman Rushdie o al asesinato del cineasta holandés Theo van Gogh.

Pero mucho más indecente en el itinerario de esta escalada contra el sentido común es la instrumentalización que del ultraje religioso están haciendo numerosos Gobiernos islámicos y grupos con capacidad de agitación, que ven en la globalización y radicalización de la protesta una forma inmejorable de alienar más a sus ciudadanos y camuflar sus propias y abismales carencias democráticas. Esta orquestación corre a cargo de una colección de dictadores que alcanza desde Mauritania al sureste de Asia y se hace además con el concurso de los mismos clérigos y predicadores reaccionarios que legitiman en esos países los poderes absolutos que les pagan.

La libertad de expresión es fundamento de la organización social de que se han dotado los países más progresivos del planeta, y Europa en particular. Su defensa como garantía última de los derechos que hacen posible el desarrollo humano nunca puede ser excesiva. Su contrapeso son el sentido común, la decencia y el respeto por la alteridad, que deben inspirar los actos de todos, especialmente de aquellos que por la naturaleza de su trabajo tienen mayor responsabilidad en el cultivo de aquellos valores. En el llamado mundo cristiano se puede satirizar a Jesucristo, bien es verdad que dentro de ciertos límites, porque nuestras sociedades se toman mayoritariamente la religión con un grado de escepticismo y despego que no se dan en el mundo del islam, donde la fe y el culto adquieren una fuerza con frecuencia incontenible.

La representación de Mahoma con un turbante en forma de bomba presta a estallar, probablemente la más aciaga viñeta de la colección objeto de este despropósito general, puede ser percibida como un agravio por muchos creyentes musulmanes, motivo fundamental por el que este periódico ha decidido no reproducirlas. Pero no es menos cierto que los sorprendidos editores daneses han pedido disculpas públicamente por el desasosiego que su publicación haya podido causar. Pese a lo cual, la franja fanática de ese mismo islam que tiene en Osama Bin Laden a un líder criminal, ya ha encontrado, a juzgar por las declaraciones y los acontecimientos que se encadenan, un nuevo motivo suplementario, una nueva conspiración infiel, si falta les hiciera, para rearmar su odio.

Si ciertos Estados árabes reclaman de las autoridades nacionales de los países acusados de blasfemar contra Mahoma una estentórea petición de excusas, debido arrepentimiento y garantía de que ello no volverá a suceder, es por su precario conocimiento de lo que es una sociedad abierta, donde la libertad incluye también caer en el error. Porque, a salvo de lo tipificado en los códigos, lo que esté bien o mal, lo apropiado o lo inconveniente, será siempre materia opinable. La publicación de las viñetas de marras puede ser una decisión equivocada, pero criminalizar un error rompe el contrato social que hemos suscrito las sociedades democráticas. La libertad no es extensible ni retráctil. Y en ella caben cristianismo e islam si prevalece el respeto a la dignidad de las personas. No ofendamos groseramente al otro, pero tampoco toleremos que el otro sea quien decida lo que es o no punible. Sobran las fatuas.

13 Comentaios:

Blogger Meteorismo galáctico dijo...

¡Esto es la pera! ¿Qué se puede hacer contra tanto fanatismo y salvajismo?

Parece que una gran masa de musulmanes están siempre a la espera de cualquier mínimo desliz proveniente del mundo occidental para amplificarlo de modo exagerado. De este modo se hacen los mártires y justifican esas simpáticas "algaradas callejeras" a las que, desgraciadamente, nos tienen ya tan acostumbrados.

Espero que este comentario no sirva a nadie para desear mi muerte y la de este interesante blog, aunque, en vista de la sensibilidad extrema de algunos, es probable que acabe de condenarme.

08:14  
Anonymous ReggaetonMan dijo...

Tenía que volver Isabel la católica

08:27  
Anonymous tony anikpe dijo...

Al Caudillo sí que lo respetaban los moriscos ¡Hasta luchaban ardorosos a su lado!

09:11  
Anonymous Anónimo dijo...

Ya que no habla nuestro profeta, hablaré yo. Sólo hay un camino, seguir lo escrito en la biblia.

Ojo por ojo y diente por diente

Roy Batti

P.D.: ¡Si Sun Tzu levantase la cabeza!

09:46  
Blogger Meteorismo galáctico dijo...

¿Quién es, o era, Sun Tszu? ¿Habitaba las tierras del Liang Shan Poo?

El ojo por ojo y el diente por diente suelen acabar dejando tuertos y desdentados inocentes, así que yo voto por hacer cumplir nuestras leyes (que bastante benignas son ya) y meter a la cárcel a cualquier necio que cometa desmanes en nombre de Alá.

Como decía Tarzán: Ley buena.

11:06  
Blogger Tarzanete dijo...

Anda que ya les va la tontería al noticiario que publicó las viñetas. Todo por querer comprobar de que manera los seguidores de Mahoma reaccionarían ante tales dibujos. Peron serán gilipollas!!!. Todos sabemos que el Islam prohibe cualquier tipo de icono religioso y van estos sin nombre y caricaturizan nada más y nada menos que a Mahoma. ¿Y nos seguimos extrañando de la respuesta islámica?.

13:30  
Anonymous Flatulencia Estelar dijo...

"En esencia, el Arte de la Guerra es el Arte de la Vida"

Sun Tzu fué un general chino que vivió alrededor del siglo V antes de Cristo. La colección de ensayos sobre el arte de la guerra atribuida a Sun Tzu es el tratado sobre dicho tema más antiguo que se conoce. A pesar de su antiguedad, esta obra domina sobre cualquier otra sobre el tema.

La obra de Sun Tzu llegó por primera vez a Europa en el periodo anterior a la Revolución Francesa, en forma de una breve traducción realizada por el sacerdote jesuita J. J. M. Amiot. En las diversas traducciones que se han hecho desde entonces, se nombra ocasionalmente al autor como Sun Wu o Sun Tzi.

El núcleo de la filosofía de Sun Tzu sobre la guerra descansa en estos dos principios:

Todo el Arte de la Guerra se basa en el engaño.
El supremo Arte de la Guerra es someter al enemigo sin luchar.

Después de este "copi-peist", sólo decir ¡viva la tolerancia!, ¡viva Johnny Weissmuller!, ¡viva Antoñito Hernández Mancha!, ¡viva Jorge Verstrynge!.

14:39  
Anonymous Anónimo dijo...

Era, mejor dicho fue, murió hace ya mucho tiempo, puede que no existiera, pero a él se le atribuye uno de los mejores tratados militares.

El arte de la guerra

Roy Batti

15:16  
Anonymous Anónimo dijo...

Os recomiendo la lectura de este artículo: http://www.iht.com/articles/2006/02/05/opinion/edprimes.php

¡VIVA ZP!
¡VIVA ERDOGAN!
¡VIVA LA ALIANZA DE CIVILIZACIONES!

M.A.S. dixit.

P.D. ¿Habrá escrito solito ZP el artículo en inglés, o habrá sido Erdogan, o no habrá sido ninguno? Me alegra tener un presidente bilingüe, ¡por fin!

18:59  
Anonymous Pepiño Blanco dijo...

Me parece muy maliciosa la suposición de que ZP no haya sido el autor del artículo que firma. ¿Acaso piensas que ZP es como Ana Rosa Quintana? ¡No señor! ZP es un político cabal y responsable que sólo busca el bien común y la pacificación del mundo.

08:25  
Blogger Meteorismo galáctico dijo...

Acabo de enterarme de que las famosas viñetas de la discordia fueron publicadas nada menos que el día 30 de Septiembre del año pasado.

A la vista de semejante lapso de tiempo entre la ofensa y la reacción, parece claro que este estallido de odio hacia el occidente no ha sido generado por esos dibujos sino por quienes, aprovechando el poder que ostentan, han decidido enardecer a las masas con una excusa tan tonta como otra cualquiera. El caso es mantener viva la llama de la discordia con occidente, y para ello cualquier excusa vale.

La intención de ZP por no ofender al mundo musulmán es loable pero, visto lo visto, daría igual que cada occidental doblara el espinazo sistemáticamente ante todo mahometano que se cruzase en el camino. Cuando no hay razones para el enfrentamiento, se inventan y ya está.

08:53  
Anonymous Anónimo dijo...

Meteorismo, tu idea va por buen camino pero creo que se puede afinar más.
Siguiendo la estela de libros como 1984, Tropas del espacio o El juego de Ender, creo que la idea que subyace en todo esto es la de poner a toda la población de una determinada zona o lugar en contra de la población de otra zona o lugar para así hacer que se olviden de los problemas que tienen en su lugar de origen (y el truco funciona, hay multiples ejemplos en la historia)

Roy Batti

09:30  
Blogger Meteorismo galáctico dijo...

A ver si ZP consigue inventar razones para la amistad y acaba reinando la paz y el amor en el mundo.

Mientras escribía esto, me imaginaba a ZP vestido como Carlos Jesús viajando a Raticulí. ¡Qué gran iagen!

10:34  

Publicar un comentario

<< Home